ARTROSCOPIA DE Hombro

    TÉCNICAS ARTROSCÓPICAS

    El Dr Luis Pérez Carro realiza las técnicas menos agresivas y más avanzadas en cirugía artroscópica y abierta de hombro. Técnicas mínimamente invasivas y uso de membranas de plasma Rico en Factores (MPRGF) como acelerador de la cicatrización.

    Experto en cirugía de reconstrucción de las rupturas del supraespinoso, subescapular e infraespinoso (Manguito rotador) y en la reparación artroscópica de la luxación recidivante de hombro : Más de 800 hombros intervenidos vía artroscópica.. El Dr Luis Pérez Carro es experto en El Dr. Luis Pérez Carro es también Director de Cursos de Cirugía Artroscópica de hombro en la Universidad de Barcelona y en la Universidad San Pablo de Madrid), Profesor de Cirugía artroscópica de hombro del Surgical Skills Center de la Universidad de York en el Reino Unido . Algunas Publicaciones de artroscopia de hombro en revistas Internacionales realizadas por el Dr. Luis Pérez Carro :

    • Pseudomona Aeruginosa Shoulder Arthritis. Arthroscopic treatment. Orthopaedics International. 1, 4: 361-362. Nº4. 1993.
    • Locked posterior dislocation of the shoulder: Treatment using arthroscopic removal of a loose body. Arthroscopy. 12:109-111. 1996.
    • Totally intrarticular arthroscopic Knot. Push and twist technique. Arthroscopy. 15:1: 106-109. 1999
    • Arthroscopic assisted reduction and percutaneous external fixation of a displaced intrarticular glenoid fracture. Arthroscopy. 15:211-214.1999.
    • Anatomie Arthroscopique de l épaule. Rev. Chir. Orthop. 2004, 90- 3s29-3s34
    • Liberacion endoscópica del nervio supraescapular Revista argentina de artroscopia - vol. 17 - nº 1 - pag. nº 63-74 2010

    Artroscopia de hombro: Indicaciones

    • Inestabilidad y luxaciones recidivantes.
    • Manguito rotador y rupturas del tendón supraespinoso.
    • Rupturas del tendón del infraespinoso y subescapular.
    • Tendón del bíceps. Rigidez de hombro y secuelas de otras intervenciones.
    • Problemas en articulación acromioclavicular.
    • Lesiones de labrum, lesiones de Slap .
    • Atrapamiento del nervio suprescapular.
    • Transferencias tendinosas.

    Desgarros del manguito de los rotadores (Rotator Cuff Tears)

    Una de las afecciones más comunes en las personas de mediana edad es el dolor de hombros. Una causa frecuente de ese dolor es el desgarro o ruptura del manguito de los rotadores.

    La ruptura del manguito de los rotadores debilitará el hombro. Esto significa que muchas de las actividades diarias como peinarse o vestirse pueden resultar dolorosas y difíciles de realizar.

    ¿Qué es el manguito de los rotadores?

    El manguito de los rotadores ayuda a levantar el brazo, rotarlo y extenderlo por encima de la cabeza.

    Está formado por músculos y tendones del hombro. Estos músculos cubren la cabeza del hueso del brazo superior (húmero). Este "manguito" sostiene el hueso del brazo superior en la cavidad del hombro. Hay desgarros del manguito de los rotadores de distintos tamaños y formas. Generalmente ocurren en el tendón.

    Desgarros parciales. Muchos desgarros no cortan el tejido blando completamente.

    Desgarros de grosor total. Un desgarro completo dividirá el tejido blando en dos partes.

    imagenes de astroscopia de hombroUn desgarro completo del tendón del manguito de los rotadores.

    imagenes de astroscopia de hombro Anatomía del hombro normal.


    ¿Qué causa los desgarros del manguito de los rotadores?

    Existen dos causas principales de desgarres del manguito de los rotadores: lesión y uso excesivo.

    Lesión: Si usted se cae sobre el brazo extendido o levanta algo muy pesado con un movimiento brusco podría desgarrarse el manguito de los rotadores. Este tipo de desgarro puede ocurrir con otras lesiones del hombro como fractura de clavícula o dislocación de hombro.

    Uso excesivo: Sin embargo, la mayoría de los desgarros son el resultado del desgaste del tendón que ocurre lentamente con el paso del tiempo. Esto ocurre naturalmente con el envejecimiento. Puede empeorar por el uso excesivo, es decir al repetir los mismos movimientos del hombro una y otra vez.

    Esto explica por qué los desgarros del manguito de los rotadores son más comunes en personas mayores de 40 años que realizan actividades que involucran movimientos repetidos de los brazos por encima del nivel de la cabeza. Béisbol, tenis y levantamiento de pesas son algunos ejemplos de deportes. También muchos trabajos y tareas del hogar pueden causar desgarres por exceso de uso. Generalmente, los desgarros del manguito de los rotadores en personas jóvenes son causados por accidentes, como una caída, aunque también ocurren desgarros por exceso de uso ocasionados por deportes o trabajo que involucran movimientos repetidos de los brazos por encima del nivel de la cabeza.

    ¿Cómo se diagnostican los desgarros?

    Su médico le dará un diagnóstico en función de sus síntomas y el examen físico.

    foto de astroscopia de hombro

    Una lesión del manguito de los rotadores puede causarle mucho dolor cuando levanta el brazo de lado.

    Durante el examen, el médico moverá su hombro en distintas direcciones midiendo el rango de movimiento del mismo. El médico también obtiene información importante sobre la causa de su dolor observando qué tan bien usted puede mover el brazo sin ayuda. El grado de dolor y debilidad que causa un desgarro varía de persona a persona. Algunas ni siquiera se dan cuenta que tienen un desgarro pequeño del manguito de los rotadores. Otras pruebas que podrán ayudar su médico a confirmar el diagnóstico incluyen:

    Radiografías: Aunque las radiografías no muestran los desgarres del manguito de los rotadores, pueden evidenciar otros problemas de la articulación del hombro. Generalmente las radiografías son la primera prueba de imágenes que debe realizarse.

    Prueba de imágenes por resonancia magnética (MRI) y ecografía. Estos estudios pueden brindar mejores imágenes de los tejidos blandos como el tendón del manguito de los rotadores. La MRI podrá mostrar qué tan grande es el desgarro.

    ¿Cómo se tratan los desgarros?

    El objetivo del tratamiento es reducir el dolor y recuperar la función. Al planificar el tratamiento, su médico tendrá en cuenta su edad, nivel de actividad, salud general y tipo de desgarro.

    Tratamiento no quirúrgico.

    Aproximadamente, el 50% de los pacientes logra el alivio de sus síntomas sin necesidad de cirugía. Su médico podrá comenzar el tratamiento con opciones no quirúrgicas.

    Descanso: El primer paso para la recuperación es evitar el exceso de actividad que involucra movimientos repetidos de los brazos a una altura mayor que la de la cabeza.

    Medicamentos no esteroides y antiinflamatorios: Los fármacos como la Aspirina y el Ibuprofeno reducen el dolor y la hinchazón.

    Inyecciones de esteroides: La Cortisona es un medicamento antiinflamatorio muy efectivo.

    Fisioterapia: Los ejercicios específicos fortalecerán su hombro y le devolverán el movimiento.

    Tratamiento quirúrgico:

    Para muchas personas, la cirugía es la mejor opción de tratamiento. Si usted es una persona muy activa y usa los brazos para deportes o trabajos que involucren movimientos repetidos de los brazos por encima de la altura de la cabeza, es probable que su médico considere la cirugía. La cirugía puede ser la opción correcta para usted por otros motivos.

    Duración de los síntomas: Si sus síntomas han durado más de 6 meses, es probable que se sugiera la cirugía.

    Desgarro importante: Los desgarros que tienen más de 3 centímetros generalmente se solucionan con cirugía.

    Debilidad: Si la debilidad de su hombro le impide realizar las actividades diarias, la cirugía puede ser la mejor opción.

    Traumatismo: Si su desgarro fue causado por una caída u otro tipo de accidente, es probable que tenga lesiones adicionales. La cirugía podrá ser la manera más efectiva de tratar todas esas lesiones.

    El tipo de cirugía que necesite dependerá del tamaño y la ubicación del desgarro.

    Rehabilitación

    Ya sea que su tratamiento implique cirugía o no, la rehabilitación juega un rol vital para que pueda volver a realizar sus actividades diarias. Un programa de terapia física lo ayudará a fortalecer y mover el hombro nuevamente. Tenga en cuenta que una recuperación completa lleva varios meses. Aunque es un proceso lento, su compromiso con la terapia es el factor más importante para volver a realizar todas las actividades que disfruta

    RUPTURAS DEL SUPRAESPINOSO (Manguito rotador del hombro)

    De todas las patologías del hombro la más frecuente es la que afecta a los tendones del manguito rotador. Se define como una tendinopatía degenerativa crónica que afecta en mayor o menor grado a todos los elementos del espacio subacromio-deltoideo. Cuando el brazo es abduccido el tendón del supraespinoso que está poco vascularizado es pinzado entre el troquíter, el acrómion y el ligamento acromiocoracoideo. Este traumatismo repetido acelera e intensifica los cambios degenerativos normales, las fibras del tendón se deshilachan, se vuelven fibrilares, avasculares e incluso necróticas y en ocasiones da lugar al desgarro del manguito de los rotadores, el resultado es el desarrollo de un proceso inflamatorio agudo o crónico.

    Esta patología origina dolor sordo localizado en la zona deltoidea que se agrava con los movimientos de abducción y la antepulsión del hombro. Si existe rotura del tendón del manguito de los rotadores es típica la dificultad para mantener el brazo en abducción de 90º. Aunque el diagnóstico es esencialmente clínico, pudiéndose apreciar en la radiología de hombro una esclerosis del troquíter, generalmente se usan otras medidas diagnósticas como la ecografía o la RMN cuando se sospecha rotura tendinosa

    La reparación artroscópica de estas lesiones determina una recuperación postoperatoria mucho mas rápida que con la cirugía abierta y con una tasa de complicaciones mucho menor: Menos dolor, menos infecciones, recuperación deportiva y laboral más rápida etc así como un mejor resultado estético.

    Novedades

    Aumento del número de reparaciones del manguito: El número de reparaciones necesarias de estos tendones se duplica cada dos años debido al efecto “Baby boomers” (aumento de la tasa de natalidad en los años 50) El 30 % de las personas de 60 años tiene ruptura tendinosa. Por todo esto la cantidad de reparaciones necesarias en los próximos años requerirá muchos mas cirujanos entrenados en estas técnicas nuevas.

    Partes importantes a parte de una técnica quirúrgica perfecta: Comunicación con el paciente y evaluar las expectativas reales tras la cirugía. Los atletas (Deportistas de competición) se recuperan más rápido debido a su mejor genética. La técnica quirúrgica es la misma para todos los grupos. El resto de los pacientes se recuperan a un ritmo menor y es diferente según el tipo de lesión y atrofia grasa. La rehabilitación es un aparte fundamental en todo el proceso

    Mejoras en la biología de la reparación tendinosa mediante el uso de plasma rico en Factores de crecimiento (PRGF) (Plasma rich growth factors): Los factores de crecimiento son proteínas que desarrollan funciones esenciales en los procesos de reparación y regeneración de los tejidos desencadenando efectos biológicos como la migración celular, la proliferación y la diferenciación celular; procesos fundamentales para la reparación y regeneración de los tejidos.

    Actualmente contamos con sistemas que nos permiten obtener plasma rico en factores de crecimiento a partir de un volumen pequeño de sangre del paciente (AUTÓLOGO) sin manipulación ni adición de ningún otro producto. Estos factores son introducidos en las zonas reparadas, desgastadas (Artrosis) o lesionadas reduciendo de una manera muy importante el tiempo de recuperación, el dolor y el edema facilitando una recuperación más rápida a las actividades deportivas y laborales y mejorando el resultado final de una manera muy importante.

    Las investigaciones en este campo serán el futuro.

    INESTABILIDAD HOMBRO (Luxación recidivante de hombro)

    La siguiente patología por número de cirugías es la luxación recidivante de hombro. El hombro suele luxarse o “salirse” de su lugar por un traumatismo de cierta importancia, normalmente por una actividad deportiva. Desde el inicio se produce una rotura de los ligamentos, llamada técnicamente lesión de Bankart, rotura que no cicatriza espontáneamente. Una vez producida la primera luxación es posible que con ciertos movimientos o traumatismos menores, el hombro vaya saliéndose de su lugar o luxándose. Esto es más fácil que se produzca cuanto más temprana haya sido la primera luxación.

    Ventajas de la cirugía artroscópica en luxación recidivante de hombro:

    • Menor tiempo quirúrgico.
    • Menor pérdida de sangre.
    • Menor uso de narcóticos postoperatorio.
    • Menor estancia hospitalaria.
    • Menor tiempo de baja laboral.
    • Menor número de complicaciones e infecciones.

    Nuevos anclajes

    La aparición de anclajes nuevos “tipo hilo” disminuye el daño provocado para su introducción, reduciendo asi el posible daño cartilaginoso del reborde de la glena y permite además colocar mayor número de implantes para solucionar problemas de inestabilidad complejos.

    Pasos inestabillidad hombro

    Técnica quirúrgica para la reparación artroscópica en un caso de luxación recidivante de hombro: Cánulas de trabajo, preparación de la lesión, gancho de sutura de 1 ,5 mm y nuevos implantes de 1.3 mm.

    PROTESIS HOMBRO

    Las nuevas prótesis invertidas (Reverse Prosthesis) han logrado mejorar de una manera muy importante la calidad de vida de los pacientes con rupturas irreparables del supraespinoso e infraespinoso, desapareciendo el dolor y aumentando la movilidad en la articulación, pudiendo realizar más actividades de la vida diaria tan simples como lavarse la cara o peinarse. Esta ha sido uno de los avances más importantes de la última década. La instrumentación para la colocación perfecta y exacta de estas prótesis ha evolucionado también de una manera rápida.

    FRACTURAS DE HOMBRO

    Especial atención al uso de nuevos implantes específicos para el tratamiento de las fracturas en el paciente mayor con poco banco óseo por osteoporosis. Este tipo de fracturas está aumentando exponencialmente cada año debido al envejecimiento de la población También estamos viviendo un mayor uso de placas de reconstrucción de clavícula en pacientes jóvenes que permiten una recuperación más rápida a la vida laboral y deportiva

    ver videos
    SOLICITA INFORMACIÓN +34 942 010 420
    elemento qr icono de youtube
    Copyright © 2015 DR. LUIS PÉREZ CARRO | Política de confidencialidad | Política de cookies Diseño y Programación